Navarra favorece el cambio climático



Según World Watch, Navarra ha aumentado sus emisiones de gases de efecto invernadero en un 55% desde 1990.

Hasta hace bien poco eramos pioneros en energías renovables con la creación de 34 parques eólicos con unos 1.100 molinos que producían en el 2006 el 76% de su energía eléctrica renovable, muy por encima ... del 20% que estipulan las instancias comunitarias.

Tres de las cuatro empresas punteras en este sistema se situaban en Navarra donde podían contar con el exclusivo "Laboratorio de Ensayos de Aerogeneradores" situado en el CENER. Además teníamos el privilegio de contar en Milagro con la huerta solar más grande del mundo

No obstante todo se vino abajo cuando se construyó la central térmica de ciclo combinado de Castejón. Ella solita produce 392 Megawatios pero también 1,8 millones de toneladas de CO2 de los 6,5 millones que produce todo Navarra (la siguiente empresa más contaminante es la cementera de Olazagutía, con 0,8 millones).

Las centrales de ciclo combinado son mucho más eficaces que las tradicionales y tienen unos costes muy inferiores a las centrales nucleares pero dependen de elementos como el gas que procede de regiones políticamente inestables, por lo que su precio fluctúa tanto en el mercado como el del petroleo, además no dejan de ser altamente contaminantes ya que la de Castejón contaminará al día tanto como 100.000 vehículos y consumirá agua como para 50.000 personas.

La necesidad energética se ha multiplicado por cinco en tres años y se espera que continue creciendo, lo que resulta inexplicable pues tenemos consumos mucho más altos que otras regiones similares.

Algunos expertos han resucitado el controvertido tema de las centrales nucleares, pero también se ha destacado que las reservas de uranio durarían entre 12 y 50 años como mucho, lo que zanjaría de raíz el debate.

Los grupos ecologistas con su mania de oponerse a todo por sistema no ofrecen soluciones si no que ponen pegas a todo, oponíendose incluso a los aerogeneradores eólicos y proponiendo la "paralización inmediata de todos los proyectos eólicos y realización de estudios sobre las afecciones ocasionadas por las centrales construidas hasta la fecha" , por lo que su postura no es creible y resulta ridícula.

La solución empieza por uno mismo, hay que reducir el consumo y cambiar nuestros hábitos de vida, lo que implica apostar por el consumo sostenible, el tren, el reciclaje, el carril bici, los transportes en grupo, los autobuses a los centros de trabajo, la reducción drástica en la construcción de pisos unifamiliares y adosados, la reducción del iluminado nocturno en algunas zonas y un largo etc.

Como no será suficiente con eso y hoy día parece más una quimera, hay que apostar por generar energía al menor coste ecológico posible, pero a sabiendas de que algún coste tendremos que asumir en beneficio de todo el conjunto ambiental, digan lo que digan los ecologístas y sintiéndolo infinítamente por la "afección a la avifauna" y el grave "impacto paisajístico".


No hay comentarios: