Urkullu en Pamplona


El presidente del PNV participó en unas jornadas sobre terrorismo y democracia este mártes en el Colegio Mayor Larraona. Antes que él por esa misma sala habían pasado Patxi Lopez (PSOE) y María San Gil (PP)...
Contra la popular se escucharon a su entrada algunos >gritos que la tildaban de "fascista" y repitió todo el discurso del PP que todos conocemos (derrota de ETA y bla, bla, bla, ... lo de siempre) El socialista cargó las tintas en su intervención contra el PNV, buscando arañar algún voto entre la concurrencia, pero pasando el tema de ETA de puntillas y es que no es un tema cómodo para el PSOE.

El recibimiento al lider jeltzale, que tuvo muchos más medios de prensa esperándole que los antes citados, fue muy respetuoso en todo momento. A su entrada algunos silbidos y algunos aplausos. Pocos. El público estaba formado por los estudiantes universitarios de fuera de Navarra.

La presentación ácida por parte del moderador consiguió atraer la atención del público sobre el ponente y Urkullu leyó un documento en el que se desglosaba la actualidad política más candente y expresaba las lineas de su partido. Los asistentes empezaban a comprobar que lo que decía es distinto de lo que reflejan los medios de prensa.

Empezó reconociendo el error cometido en la moción de censura de Arrasate-Mondragón y expresando que "no somos capaces de asumir la propia complejidad de la sociedad vasca y la navarra", palabras éstas que son poco habituales en los políticos de hoy día. Cada vez que hablaba ponía ejemplos claros que denunciaban la hipocresía, especialmente del partido socialista, citando el claro ejemplo de una localidad donde el PSOE había habilitado una mesa de camping para que un miembro de ANV pudiera intervenir en el pleno municipal, con el agravante además de que pertenecía a una lista había sido ilegalizada en ese ayuntamiento. Posteriormente en la ronda de preguntas aclaró la situación de Arrasate punto por punto. Los jóvenes estudiantes del colegio mayor se frotaban los ojos, eso no lo había dicho Patxi López cuando intervino en ese foro unos días antes.

El líder peneuvísta pasó al tema de las jornadas, que era el terrorismo y continuó lanzando cargas de profundidad :



  • "Contra el terrorismo de ETA sólo existe una solución definitiva: más Democracia",


  • los partidos políticos están jugando a corto plazo y el vencedor no será la sociedad,


  • el entorno de ETA jamás verá como éticamente reprobable matar o extorsionar,


  • las treguas de ETA siempre han sido solicitadas por la organización para reforzarse.


  • la falta de criterio judicial hace que ANV sea legal en Arrasate, en Urretxu o Elorrio y es ilegal en Muzkiz, Donosti o Iruña.


  • Probablemente ANV será legal en las próximas elecciones al Parlamento Vasco, porque se buscan intereses políticos y una ventaja electoral que nada tienen que ver con ETA.


  • EL enemigo de ese mundo violento no es el Estado, es el PNV, es el nacionalismo democrático.

¿Por qué negocia el PSOE con ETA y Zapatero no habla con el PNV o no aprueba lo que se vota en el Parlamento Vasco? Tan simple como cierto.


El presidente navarro Miguel Sanz, había dado publicidad gratuita al acto con unas declaraciones, como siempre sin pies ni cabeza, demostrando que solo es presidente de los que le han votado y no de todos los navarros e ignorando que la Constitución para el derecho de los navarros a decidir su futuro.


Urkullu le respondió citando al cronista navarro del siglo XVII, Moret, acusándole de legitimar su puesto inventándose falsos enemigos y recordándole que "en Navarra parece que sigue resultando fácil y rentable electoralmente definirse en contra de algo" y añadió que "como nacionalistas vascos trabajaremos por articular políticamente los territorios vascos, pero manteniendo en todo momento que ni la historia ni la geografía según esquemas pasados son realidades determinantes a futuro. En la cultura política democrática que profesamos, los proyectos políticos se legitiman por el consentimiento explícito de la ciudadanía. El futuro común de los vascos se ha de configurar en torno a un proyecto libre y democráticamente compartido". Eso se llama defender la libertad de los navarros y no lo que hace la cuadrilla de Sanz y su comparsa socialista.


Terminó su intervención y esta vez no hubo silbidos y si aplausos de la mayoría de la concurrencia. Urkullu había demostrado ser de primera división y tener los pies en el suelo, no habla desde el corazón aludiendo a sentimientos universales, no habla de la unidad, la solidaridad, el miedo a ETA, la paz, etc, todo eso se lo deja a los populistas como San Gil; Urkullu da datos y hechos, da fechas y lugares para que todo el mundo se forme una opinión; no provoca una lágrima o una sonrisa cuando habla, provoca una reflexión seria librándose de los estereotipos y por ello fue aplaudido.


Su discurso oficial había terminado y ahora sin papeles debía enfrentarse a un público hostil al que había conseguido aplacar, de momento, con ideas claras. Las preguntas de los presentes eran envenenadas y Urkullu contestó otra vez con seguridad y datos.


Refrescó la memoria de los que allí estaban recordando las 37 transferencias pendientes del Estatuto de Gernika y la reducción del autogobierno que ello supone, además de constituir un incumplimiento evidente de PP y PSOE de una Ley Orgánica.


Incidió en que la policía del País Vasco-Euskadi no dispone de acceso a las bases de datos europeas porque no se las facilita la Policía Nacional y la Guardia Civil. Eso no lo había dicho los anteriores ponentes. Sorpresa en el auditorio.


Un asistente planteo la posibilidad de que una Euskadi independiente no pudiera ingresar en la Unión Europea. Otro topicazo. Se le señaló que Euskadi tiene unos niveles económicos un 130% superiores a la media europea, a pesar de las transferencias pendientes y que al menos diez países son menores que Euskadi. Punto para el jeltzale.


A una pregunta en la que se le pedía contestar "si" o "no" sobre si se sentía español, llovieron aplausos cuando dijo tajantemente que no. Los asistentes no veían por ninguna parte el tópico de que el PNV mantenía un discurso ambigüo. Urkullo era claro como el agua. Aclaró posteriormente que sentirse vasco no le hace odiar a España; no por defender lo que soy debo odiar lo que no soy, dijo usando una frase de Ibarretxe que citaba el Secretario de la ONU.


Sobre el terrorismo de ETA volvió a los datos y fechas y recalcó que el PNV fue el primer partido político que tuvo la valentía de manifestarse contra ETA, que PP y PNV co-gobernaron el ayuntamiento de Bilbao, que la ley estatal de apoyo a las víctimas de ETA fue una iniciativa del PNV, y un largo etc


Volvió contra los medios cuando se le preguntó si Ibarretxe estaba desaparecido últimamente, tal y como hoy asegura el mismo Patxi López y, frente e esta acusación, desgranó la agenda de esta semana del lehendakari en la que se podía ver que solo se ocupan de el los medios cuando habla del plan (el monotema) y no le siguen cuando habla de economía, empleo o investigación. Otro punto para Urkullu.


La última pregunta, resume todo lo acontecido, pues una señora que dijo no ser votante del PNV, agradeció la coherencia de sus palabras y la ética a la respondían.


En ese escenario no se habrá conseguido un solo voto para el PNV teniendo en cuenta que los estudiantes presentes pertenecen a otras comunidades autónomas, pero seguro que volvieron a casa con las ideas más claras y con muchas cosas que decir la próxima vez que escuchen algo sobre el EAJ-PNV. Descubrir lo que te ocultan es siempre de agradecer y si te lo dice una persona con la cabeza bien amueblada, es mejor.

No hay comentarios: