Crítica a Calvo Sotelo (1926-2008)


La prensa de hoy recoge en grandes titulares el fallecimiento a los 82 años de Calvo Sotelo (1926-2008) con un enfervorizado elogio a su figura.

Por supuesto que desde NAPARTARRA nos sumamos al pésame a la familia del fallecido y a sus seres queridos, pero puesto que las innumerables alabanzas ya las acogen otros medios, debemos de ser muy críticos con su gestión del ex-presidente del gobierno español y, a la sazón, ... también "marqués de la Ría de Ribadeo" y "Grande de España".

Formado en la "Acción Católica Nacional de Propagandistas Cristianos", provenía de una familia de amplia tradición democrática pues su tío ya había sido Ministro con la dictadura de Primo de Rivera. Se casó con la hija de un ministro franquista, por lo que después ejercerá diversos cargos directivos durante el franquismo, como la presidencia de Renfe en 1967 o un cargo en "Unión Explosivos Riotinto, S.A.". Posteriormente ocupa por designación del dictador asiento en Cortes.

Con la llegada de la democracia se pasa a UCD y se convierte en Ministro de varias carteras y ocupa el puesto Suarez tras su destronamiento, no sin incidencias, puesto que el mismo día de su nombramiento tuvo lugar el televisado golpe de Estado del 23-F de 1981.

Según relatan algunos implicados, entre ellos el propio Perote, se estaba gestando un golpe tras el cual el General Armada presidiría un gobierno de concentración que contaba con el expreso apoyo del rey y del PSOE y también de la escena internacional (Casa Blanca, Vaticano, ...).

La situación económica, en la que ahora nadie se fija era desesperada, el paro llegaba al 16% y la deuda pública se contaba por billones. Los poderes fácticos tampoco estaban contentos. Los obispos, que de todo deben opinar, se oponían por el tema de la legalización del aborto, los USA por haber recibido a Arafat y estar Suarez en contra de la OTAN y así, 72 horas antes del golpe de febrero, casualmente, las bases del ejército americano en España se ponían en máxima alerta, el embajador se escabulle y la flota yankee se acerca a Valencia (Calvo Sotelo, mintiendo, repetiría después insistentemente que nadie sabía nada del golpe).

Suarez, al enterarse y ver que no contaba con apoyo alguno dimite en enero de 1981 y presenta como sucesor a Calvo Sotelo del que "ABC" decía que "parecía más derechista que Suárez, pero también más sólido"; esta dimisión inesperada de Suarez desbarata el "golpe blando", pues realiza una designación de heredero en persona distinta del General Armada y por ello, la mayoría de los golpistas se ven contentos porque se ha ido Suarez y desisten del golpe, pues confiaban que Armada fuera el sucesor democrático de Suarez y, reponer al General en el gobierno después de la maniobra de Suarez, sería interpretado por la opinión pública como la instauración de otra dictadura y no como la llegada de un salvador.

No obstante una pequeña facción se resiste y, tras los abucheos al rey en Gernika el 5 de febrero, encabeza la chapuza minoritaria del 23-F que fracasa, según el entrevistado, por su violencia inicial, contraria a la pretensión de sucesión democrática antes expuesta, y porque los golpistas de febrero pretendían que el gobierno lo formara una junta exclusivamente compuesta por militares. El rey tardó siete largas horas en aparecer en televisión a la 1:23 AM, cuando su hombre de confianza, Armada, admitió un gobierno presidido por Calvo Sotelo.

Este golpe fue el que marcó todo el mandato de Calvo Sotelo, pues el alzamiento fue principalmente provocado por :

1) La oposición a ETA, que había dejado 389 víctimas desde la muerte de Franco en 1975 y

2) La firme creencia de los militares que "se rompía España" con la aprobacíon de los Estatutos de Autonomía del País Vasco y Cataluña (¿de qué me sonará esto?).

Para contentar a los mandos militares sediciosos, Calvo Sotelo se bajó los pantalones y, fiel a su pasado familiar, tomó una serie de medidas:

1) Se fomentó la actuación de una serie de grupos antiterroristas alegales (Triple A, BVE, ...) que en 1983 se unificaría bajo las siglas de los GAL. La práctica del "terrorismo de Estado" alentó a la minoría pro-etarra que hasta hoy aun vive de esas rentas.

2) Se creó la LOAPA (Ley Orgánica de Armonización del Proceso Autonómico), para constituir esa "patria común forjada por la historia", como él mismo Leopoldo decía, y que los futuros Estatutos no tuvieran tanta automía convirtiéndo a las Comunidades Autónomas en las simples regiones despersonalizadas que son ahora. Encorsetadas de esta forma no tardaron en aparecer los numerosos movimientos autonomistas que existen ahora desde León hasta Canarias.

El propio amejoramiento navarro había tardado en aprobarse y le pilló la reforma de la LOAPA que, aunque fue posteriormente declarada en parte inconstitucional en 14 de sus 38 artículos, hoy en día impide, entre otras muchas cosas, el pleno desarrollo de la Folicía Foral en Navarra. Por cierto, por si alguien lo dudaba, fueron CIU y PNV los que presentaron el recurso contra esa Ley que pretendía ahogar la autonomía Navarra sin que, ni los antes franquistas navarristas y ahora regionalistas, ni los socialistas, dijeran nada de nada.

Pero la labor de este oscuro personaje que nos introdujo "por sus bemóles" en la OTAN, pese a la desaprobación general, no acabó ahí, también fue protagonista en la sombra de otro golpe de Estado, convenientemente silenciado a la opinión pública, cual fue la Conspiración golpista del 27 de octubre de 1982, siendo el entonces director del CESID el conocido Manglano, quien fue puesto en ese cargo por Calvo Sotelo. El plan consistía en asesinar a personalidades de izquierdas y posteriormente provocar una masacre, el día antes de las elecciones, culpando de todo a ETA para posteriormente proceder a un levantamiento militar.

No fueron pocas las conspiraciones elaboradas por los militares y el espionaje español en esas epocas (Galaxia, Mister, Jaula, Diana, De Gaulle), pero todas tuvieron su recompensa y no su castigo. Por ejemplo, Manglano, dimitió del CESID por las escuchas ilegales en los tiempos de la guerra sucia del GAL y pasó a desempeñar un cargo en explosivos Rio Tinto, empresa en su día trabajó su mentor Calvo Sotelo.

Poco tiempo después todos los implicados salían de prisión y la derecha, reconvertida en demócrata de toda la vida, se consolidaba en sus posiciones de privilegio social y económico, impidiendo una ruptura con el régimen anterior, con la inestimable ayuda de una oposición servil. Perdida ya toda etica, la corrupción socialista vería la luz poco después.

En agradecimiento a su labor, Calvo Sotelo, conocido como "la esfinge", batió todo un record y pasó de 168 escaños (34%) a 11 escaños (6,47%) en esas elecciones del 28 de octubre de 1982 que ganó el PSOE, siendo el rey el que le regaló su asiento de diputado, puesto que Calvo Sotelo iba como número dos por Madrid y no obtuvo los sufragios suficientes para resultar elegido. Calvo Sotelo fue apartado de Madrid recibiendo una patada vertical que le llevó a altos cargos relacionados con la Unión Européa.

El ex-presidente fue ignorado hasta los tiempos de Aznar, en el que se intentó reavivar su figura, pero aun así permaneció en el olvido hasta que en 2002 el rey le obsequió con varios títulos de nobleza como el de "marqués de la Ría de Ribadeo" y el de "Grande de España".

En el día de hoy acuden presurosos a su feretro todos aquellos que fueron complices de lo que Leopoldo no se atrevió nunca a hablar. En toda su carrera no consiguió un puesto democráticamente y en todos fue nombrado a dedo. La única votación a la que se presentó la perdió por goleada. Prodigioso ejemplo de que, donde no hay democracia, una persona vale según los amigos que tenga.

Hoy todos lo definen como un "gran hombre de Estado", que es lo que habitualmente se dice del que calla las verdades y miente hasta la muerte por el supuesto bien de su patria, o más coloquialmente "un tonto util" que era un títere de los verdaderos poderes del Estado.

Descanse en paz. El que podía decir al menos parte de la verdad ha muerto.

No hay comentarios: