El bicentenariazo: "Un país, una nación"

"Un país, una nación". Parece el lema de algún partido calificado como radical y ciertamente se trata de una arenga que proviene del nacionalismo español castellanista.

Como dice un artículo de Reverte en "El País" pocas fechas han sido tan manipuladas como la del 2 de mayo de 1808, pues bajo la que se pinta como heroica beligerancia contra los franceses, tuvo más de guerra civil y choque ideológico que de otra cosa y, de hecho, acabada esa contienda empezaron las inacabables guerras carlistas que destruyeron el Reyno de Navarra hasta convertirlo en "provincia" en 1841.

Curiosamente, todos los gobiernos e instituciones se han apropiado en algún momento de la efemérides para justificar sus ideologías; en un principio lo hizo la Iglesia católica, luego los liberales, las Repúblicas y hasta las dictaduras.

Esta "heroica cruzada" contra el invasor francés, fue una derrota en toda regla y, si no fuera por los ejercitos ingleses, ahora estaría escribiendo estas lineas en el mismo idioma que Bonaparte.

Como la historia la escriben los vencedores, los pocos que combatieron a los denominados despectivamente "gabachos", que por su escaso número y equipamiento se constituyeron en sangrientas guerrillas, son tildados de heroes, dando nombre a nuestras calles, aunque la mayoría de esos "libertadores" serían luego fusilados por la monarquía que ellos restauraron. El hecho cierto es que si "la perfida albión" no hubiera enviado sus tropas contra la expansión napoleónica, hoy serían considerados como unos simples terroristas xenófobos que atacaban el real orden establecido por Pepe "botella".

El propio Goya es ahora símbolo de esa nación española; un Goya que retrataba a unos monarcas a los que despreciaba y que se burlaba de la sociedad de "charanga y pandereta", deshumanizada y salvaje, en la que le tocó vivir.


El nacionalismo español, celebra grandes fastos al grito enardecido de "un país, una nación" siendo Juan Carlos I uno de sus altavoces. Pero este hecho coincide con la divulgación del borrador de la Sentencia del Constitucional que reconoce a Cataluña como una "NACION", termino este aprobado por los catalanes en referendum, y abre legalmente las puertas para que legalmente se considere a vascos, gallegos, astures o murcianos respectivamente como naciones apesar de que la carta magna afirma la "indisoluble unidad de la Nación española, patria común e indivisible de todos los españoles ".

Después vendrá el siguiente paso que algunos sectores ya han reclamado, según la legalidad internacional actual, cual es reconocer que cada nación tiene derecho a decidir su situación política y que cada nación tiene derecho a constituir un Estado propio, argumento que se ha reconocido en los últimos años para permitir la creación de multitud de Estados en los Balcanes, en las antiguas repúblicas soviéticas o también para reunificar Alemania.

Hablar de que España es una única nación, paradójicamente, se ha convertido en inconstitucional y quiza a partir de hoy esta fecha también sea recordada como el "día de la independencia", como dirían los notrteamericanos, para las naciones de este Estado.

Extrañamente, todavía hoy no han reaccionado ni los populares, ni sus altavoces mediáticos, sumidos en una grave crisis interna y disfrutando del puente. Pero leer sus editoriales en los próximos días no va a tener precio.

Nuestros regionalistas de UPN, convertidos hoy en firmes defensores de la nación española, no creo que caigan en la cuenta de que las tropas napoleónicas cruzaron las fronteras pirenaicas del Reyno de Navarra en 1808, ocupándo su capital, antes de entrar por la frontera navarra del Ebro en el Reino de España y es que, ya en esa fecha, había más de una nación sobre la piel de toro.

No hay comentarios: