Osasuna: Otra vez en los despachos de Primera


El acuerdo entre Osasuna, Racing, Recre y Valladolid hace descender al Zaragoza


Lo que vimos el domingo tenía poco de fútbol. Para los que somos rojillos el resumen sería que tuvo un final feliz, pero la verguenza nos perseguirá durante bastante tiempo porque la permanencia de Osasuna se jugó en los despachos y no en el campo.

A la espera de que (...) esta información sea debidamente confirmada cuando las aguas vuelvan a su cauce. Lo que se pudo ver no tenía nombre.

En un principio ni Racing ni Osasuna parecían querer atacar demasiado, se podía pensar que se estaban vigilando como hacen lo boxeadores en el cuadrilátero. Al descanso el millonario Zaragoza descendería, Mallorca iría a la UEFA a costa del Racing, y Valladolid, Recreativo y Osasuna se salvarían.

En la segunda parte se empieza a ver el pacto pues el Racing necesitaba anotar un gol, pero extrañamente sus jugadores perdían todo el tiempo que podían y al hacer los cambios se retiraban despacio y saludando al público. El Zaragoza empata al Mallorca y esta vez el descendido sería el Recre y los isleños irían a la UEFA, por lo que Osasuna regala un gol. Vaya gol. Cruchaga el defensor rojillo corre hacia una dirección mientras que el delantero cántabro lo hace en dirección correcta para mandar el balón a la red.



En ese momento la afición rojilla respira tranquila, pues todo esta apalabrado y si vuelven a meter los maños, el Racing se dejará empatar si hace falta. En el Sardinero los dos equipos pierden tiempo, se tiran al suelo, simulan tanganas, caen lesionados cada dos por tres, ... la idea es conseguir todo el tiempo de descuento posible para terminar más tarde que los otros partidos y poner el resultado que más convenga a ambos. El arbitro no cae en esa trampa y solo descuenta tres minutos, con lo que el partido termina incluso antes que el de sus rivales, pero ya está todo el pescado vendido, se ha consumado la farsa, en la que también participaban Recre y Valladolid, y Osasuna, pierde, pero es de primera otra vez.

Ahora en los despachos, otro año por la buena vecindad con los guipuzcoános, pero para la próxima temporada sería de agradecer que los rojos no debiran acudir a artimañas para seguir en primera y lo suyo es conseguir la permanencia ganando, no dejándose ganar.

Para la Expo de Zaragoza se recomienda no acudir con simbología osasunista en el vehículo por si las moscas. La insana rivalidad existente entre ambas aficiones, como cláramente exponen esta web o ésta otra, o las declaraciones del deportivista Ángel Lafita que admitía que como maño odiaba a los navarros, es cuando menos curiosa, dado que fue en la Romareda donde Osasuna jugó contra el Murcia el partido de sanción por los incidentes contra el Madrid. Es curioso que Osasuna inagurara en 1957 el estadio maño y los del Zaragoza hicieran lo propio en el Sadar en 1967. Las aficiones de ambos conjuntos son tristemente impresentables no solo por sus gritos a la Virgen del Pilar o a San Fermín sino también por varias agresiones, o llevar material diverso en su autobus (bates de beisbol, cadenas ...), circunstancia que es aprovechada por los medios para calentar los encuentros y a las respectivas aficiones.

Nadie sabe el momento exacto en que surgió el enfrentamiento, que bien pudiera coincidir tras el nacimiento de "Indar Gorri" en 1987, de hecho la fundación de estos radicales se debe al maltrato que sufrieron algunos rojillos en un desplazamiento a Zaragoza, según comentan en una de sus webs.

No hay comentarios: