YA HA EMPEZADO LA CRISIS.


Se suele decir que la primavera no empieza hasta que no lo anuncia "El Corte Inglés", en cuanto a las crisis se dice que no empiezan hasta que no se ven los primeros "recortes sociales" y hoy oficialmente ya los tenemos aquí. ...


Dos modelos presupuestarios


En economía existen dos formas de hacer los presupuestos:

- Desde la derecha (liberalismo) se apuesta por bajar los impuestos y reducir el gasto social debido a que consideran que una menor presión fiscal hace que los ciudadanos tengan más dinero y compren más para reactivar la economía. Las clases bajas cuentan con menos ayudas y se hunden a costa del beneficio que consiguen los más pudientes. Aumentan las diferencias sociales.

- Desde el "progresismo" se intentan mantener las prestaciones sociales, principalmente para los más humildes, a costa de mantener unos impuestos altos. Un problema que se ha detectado es que, a veces, los menos favorecidos se acostumbran a vivir de esa limosna pública y no buscan soluciones para salir a flote. Otro problema es que los inmigrantes son parte principal de esa "clase baja" perceptora de ayudas y sobre ellos recaerán la críticas de las clases acomodadas que ven como sus impuestos se destinan a ayudar a esos "indigentes foraneos".


¿Qué modelo tenemos en Navarra?


El Gobierno de Navarra acordó ayer disminuir los presupuestos un 5% y como dijo Sanz :

"Va a haber menos gasto público, menos impuestos,
más inversión pública y más apoyo a las empresas"

Esto, dentro de los dos modelos antes descritos, es una clara política de derechas, lo cual era de esperar en UPN-PP y, como no podía ser de otra forma, ha contado con los votos del PSOE. Por su parte IU y NABAI se han mostrado contrarios.

Para ayudar económicamente al que más tiene, bajándose los pantalones por la presión de los promotores, el Gobierno UPN-PSOE impulsará la construcción de 4.000 viviendas en el pelotazo de Guendulain (realizado solo unos días antes de las elecciones foráles por si acaso algo no salía bien). Ahora el Gobierno de Navarra deberá gastar ingentes cantidades de dinero en construir los carísimos equipamientos y servicios de una nueva ciudad surgida de la nada. Apostar por la construcción que en marzo a caído un 30% parece casi anacrónico.

En esa dinámica, otra solución aportada por UPN-PSOE es apoyar a las multinacionales y empresas con bajadas de impuestos. Es como Robin Hood pero al revés porque se quita a los pobres para dárselo a los ricos. Luego, sin previo aviso, las empresa se deslocalizan o desaparecen tras recibir las subvenciones y nos quedamos como estábamos. Seamos realistas, el que tiene una hipoteca que pagar se puede ir olvidando de montar una PYME, bastante agobiado está, y por eso las ayudas se las quedan los que ya tenían suficiente dinero como para montarse otra empresa-tapadera, como es claro ejemplo el pufo del hijo de Del Burgo que presentó suspensión de pagos a los dos meses de recibir una subvencion tal y como publicó "Interviu".

La medida estrella de UPN-PSOE, amparada por un plan plurianual, es el impulso a las grandes infraestrucuras públicas, es decir, ayudar a las constructoras que generan un empleo precario y con altos riesgos laborales para intentar disminuir el paro.


¿Qué modelo impulsa el PSOE?


En Navarra, como vemos, apoya una política de derechas.

A nivel estatal se le ocurrió la medida de repartir 400 euros que posteriormente, el propio Solbes reconoció como "electoralista". A los altavóces de Monclóa les pareció estupendo, era como una vacuna milagrosa pero, si tan bueno para la economía era eso de dar algo de dinero, ¿Por qué no se hizo antes?, ¿Por qué ningún gobernante europeo la ha puesto en práctica?.

Otras actuaciones "de derechas" del PSOE son: Apoyo a la banca redactando leyes que favorecen, entre otras cosas, que los intereses de demora del 29% sigan existiendo, apoyo a las multinacionales del automóvil con un nuevo "plan renove" vestido de verde ecología, reducción de funcionarios destinados al servicio publico, privatización de lo poco que quedaba de privatizar (aeropuertos), aumentar las compras militares (últimamente aviones y tanques blindados), ...

La reducción del número de funcionarios supone que habrá menos policía y por lo tanto menos seguridad ciudadana, menos médicos y por lo tanto más listas de espera, menos jueces y por lo tanto mayor caos judicial del que ya padecemos.

Es decir, las medidas propuestas suponen recorte de prestaciones sociales y beneficio del sector privado. Privatizar supone comprar más caro y como todo el mundo puede comprobar en sus facturas, en su día se privatizó el teléfono, la gasolina, el gas, la electricidad, ... y los precios para el consumidor, lejos de disminuir se han disparado generándo increíbles beneficios para las multinacionales y un detrimento del servicio evidente.

El PP también hubiera firmado las medidas de ZP.


El nuevo vocabulario de la crisis.


Si ya estamos acostumbrados a todos los sinónimos eufemísticos posibles para evitar hablar de "crisis", a partir de ahora vamos a tener que añadir a nuestro diccionario un nuevo palabro llamado "ESTANFLACION".

Es algo que, además de sonar mal, es muy malo.

Para que me entiendan, es lo que pasaba a principio de los años 80 y sirve para decir que una economía a demás de no crecer y de tener unas tasas de paro terribles (estancamiento), tiene los precios disparados (inflación).

Los precios de los alimentos básicos no dejan de subir, la gasolina es un artículo de lujo, las hipotecas crecen más que los hijos y cada vez hay más gente que no encuentra trabajo y a los que trabajan les congelarán el sueldo dentro de poco, algo que los empresarios (en su mayoría de derechas) llevan meses pidiendo.

Los fondos europeos se utilizaron para especular y dar limosnas, pero ahora han desaparecido. Que la caída de la construcción y la subida de la gasolina eran una bomba a punto de estallar lo sabíamos todos. Lo que hay ahora y la que se nos viene encima ya lo sabíamos todos.


¿Que se puede hacer?


A nivel familiar como es lógico, habrá que apretarse el cinturón, aunque todavía no se ven los efectos pues es dificil conseguir cita en una peluquería un martes cualquiera o una entrada para un concierto de 70 euros, pero solo hay que esperar porque la cosa va en serio a pesar de todas los sonrisas de Zapatero.
En las altas esféras de nuestros gobernantes, la "estanflación" supone una pesadilla porque no se puede luchar a la vez contra el estancamiento y contra el aumento de precios. Hay que elegir entre uno de los dos males y los dos son mortales. Esa es la razón por la que no saben lo que hacer.

El Banco Central Europeo ha incrementado paulatinamente los tipos de interes para intentar detener en lo posible la inflación yno ha solucionando nada. Ahora que ha llegado ya la crisis, lo único que podemos hacer es acostumbrarnos a ella de la mejor manera posible y esperar a que las circunstancias cambien a mejor.

El Gobierno y sus medios, para distraer la atención, nos hablarán de la selección española, de las vacas locas, de las medallas de las próximas olimpiadas, de la guerra civil en Mozambique o generarán absurdas polémicas con la Iglesia, las comunidades autónomas, Ibarretxe, etc. La actualidad se convierte en noticias intrascendentes con cierto tufillo rosa.
Como es históricamente habitual, lo mas socorrido en estos casos es cebarse con los inmigrantes. Casualmente los periódicos últimamente vienen cargaditos de alusiones a delitos cometidos por mafias rusas o bandas latinas.

Evitar cargar las tintas sobre los que menos culpa tienen y distinguir las ramas entre el bosque de distracciones que nos van a plantear interesadamente va a ser dificil. Vienen muy malos tiempos para el optimismo y la solidaridad.
Si en el PP tuvieran menos odio y algo de inteligencia, debería dejar a un lado su sectarismo nacional-católico, olvidar la moral y centrarse en la economía, criticando la política a ninguna parte de ZP y esperando agazapado el fallo del rival, pues el PSOE tiene a la corrupción como parte de su ideario político y, en tiempos de crisis, ver entre rejas al alcalde socialista de Estepona y a todos los que seguiran su camino, tiene más fuerza que cien obispos cabreados.

Fuente de la imagen: AndresG.Blog

No hay comentarios: