GURS: EL CAMPO DE CONCENTRACION MALDITO.

El ya pasado puente de julio hice una excursión a Gurs. Localidad pintada de verde campiña idílica francesa situada junto a la fortaleza de Navarrenx (cuyo nombre expresa ser el límite de Navarra) y también muy cerca de Mauleón, la capital de Zuberoa. Pero durante un tiempo Gurs fue un lugar de pesadilla.

Para el que no lo sepa, (...) durante la guerra civil muchas persona cruzaron la frontera hacia Francia, escapando de los horrores de la península. Nuestros vecinos franceses no les recibieron con los brazos abiertos si no que, inicialmente, les internaron en "campos de refugiados" dispuestos en las playas y posteriormente fueron trasladados a las instalaciones situadas en Gurs donde eran clasificados en cuatro curiosos grupos: vascos, españoles, brigadistas y pilotos, siendo conocido como "el campo de los vascos".

En 1940 el ejercito alemán ocupa Francia y se encuentra que los franceses ya poseen la infraestructura que necesitan para su holocausto racista y Gurs se convierte en un verdadero campo de concentración y de exterminio, como Treblinka o Auschwitz, con la incorporación de gitanos y miles de judios a los que se pretendía masacrar sin piedad alguna.

Tras la llegada de los aliados el campo es abandonado. Gurs siempre había estado bajo administración francesa y no podían ocultar que habían cooperado en el exterminio nazi, por lo que conscientemente ocultaron su verguenza plantando un bosque.

En 1970 Alemania destinó fondos para reparar la memoria de las víctimas y el entorno de Gurs se convirtió en "museo" abierto todos los días del año, siendo visitado hace poco tiempo por autoridades como Ibarretxe que plantó, en recuerdo de los allí asesinados, un esqueje del roble de Gernika.


El supuesto "museo" de Gurs.



Tenía ganas desde hacía tiempo de visitar el museo y el sábado pasado pude hacerlo tras un largo viaje. El "supuesto" museo es un amplio espacio verde lleno de arboles y matojos. A la entrada, una caseta sin nadie en su interior inicia un corto trayecto peatonal flanqueado por escuetos paneles informativos que recorren ese el recinto boscoso; en Wikipedia hay bastante más información que la que se vé en esos paneles.

Unos cientos de metros mas alla, se muestra una reconstrucción a tamaño real de un barrancón de madera con capacidad para hacinar a 60 personas, que más parece un bonito refugio de montaña bien cuidado. Unos ocho marcos de madera plantados a izquierda y derecha a lo largo de un sendero permiten sugerir que esa sería la disposición, a modo de calle, de las puertas de los otros barracones. Continuando el bosque varias señales de madera aisladas, apuntan a la espesura de matojos e indican "Ilot G", "Ilot F", ... orientando donde se situarían el resto de pabellones del campo hasta llegar a lo que sería la entrada principal.

Después de haber recorrido tantos kilómetros en coche quede desolado. Gurs estaba tan olvidado como cuando era un siniestro campo de concentración. Las acequias circundantes atraen los mosquitos. En mitad de ninguna parte, comido por el bosque. Da la sensación de que la propia memoria de la víctimas ha sido enterrada y perdida para siempre.


La hipocresía en Internet.



Quiso el azar que el siguiente lunes me fijara en una curiosa noticia; el gobierno español había censurado la entrada a una página web "www.ogrish.com" que mostraba los videos que los demás "medios de supuesta información" censuran. Imágenes ultraviolentas suicidios, ejecuciones en las que se arranca con un cuchillo la cabeza de la víctima, miembros amputados por bombardeos, francotiradores irakíes en plena acción, palizas en las cárceles, fallecidos por accidentes de tráfico. Masacre, injusticia, sufrimiento, humillación, dolor legalizado y gratuíto. Es el horror en su estado más puro.

Cuando uno recuerda las maravillas que somos capaces de realizar, cuando admira la obra de Miguel Ángel, Da Vinci, Mozart, Einstein y tantos otros, parecemos eternos creadores de belleza y de infinita felicidad. Nos creemos indestructibles e invencibles frente al tiempo y la naturaleza.

Esta página nos mostraba la otra cara de la moneda, lo que demasiadas veces somos cuando el ser humano deja de ser humano.

Y eso nos hace volver a la salvaje realidad de donde venimos, debemos pensar en que somos capaces de todo, de lo bueno y de lo atroz hasta la nausea, que nuestro humano cuerpo es demasiado facil de romper y de desgarrar en manos del cruel verdugo, que la vida se agota en un solo suspiro y que los sueños pueden tener una fecha de caducidad demasiado corta. Se comprueba que solo la muerte alivia el sufrimiento de las torturadas víctimas.

El Gobierno español y otros muchos nos ha impedido el acceso a esa página que ahora redirige a otra políticamente más correcta. Censuran la libertad de expresión y de información en esta democracia imperfecta en la que un ministrillo o quizá su subsecretario deciden sobre nuestra libertad, tal como en algunos paises deciden sobre lo que durará nuestra vida.

La excusa esta vez ha sido que las familias de las víctimas sufrían mucho. No creo que se preguntara a todas las que aparecen en los videos. No creo que en los telediarios pregunten a las familias si desean que aparezcan las imagenes del cadaver o de la sangre de su ser querido. No se ha permitido que las caras fueran pixeladas para ocultar la identidad. No lo han hecho porque solo es un excusa barata y paternalista. Los nombres de los desmenbrados es lo que menos importa en esos videos, es lo que les sucede lo que atormentará nuestras conciencias.

No quiere que veamos de cerca cuales son las reales consecuencias de una guerra, de un bombardeo "inteligente", no quiere que nos demos cuenta de como se ajusticia a los soldados americanos en Irak, de las violaciones que cometen los soldados sobre la indefensa población civil en Chechenia, Bosnia o latinoamérica, sicarios que dicen actuar despiadadamente en nombre de una ley y de un gobierno legítimo. ¿Después de ver eso quién se alistaría para la próxima guerra? Tenemos derecho a la información, pero solo a la información sociopolíticamente aseada e higienizada. Nos quieren en un mundo de rosa, de foto oficial de la familia real, de bodas de Belén Esteban y separaciones de la infanta, de Rociítos y de Paquirrines, ... como cuando nos decían hace poco más de un mes que la "crisis" no existía o que ETA estaba más debilitada que nunca, que hay misiones militares "humanitarias". Nos mienten y no pasa nada. Eso no es real.

Me recordó a lo que ví y a lo que no pude ver en Gurs. Me contaban en ese campo de exterminio una historia casi televisiva de unas víctimas tratadas como heroes, me hablaban de números y estadísticas. En una esquina incluso había unos ramos de flores, donde igual estaba el retoño de Gernika; no quise ni mirarlo. Andando sobre un camino perfectamente limpio y pavimentado pude ver un aséptico barracón que parecía de IKEA y no pude ver alambradas, ni cadáveres, ni familias destruídas, ni oir sus gritos de angustia. Todo era muy bonito y correcto, pero no era real.


Otra ventana al horror.


Afortunadamente la magia de Internet hace que si no quieres taza te den taza y media; está página ha cogido el violento testígo de la anterior y nos muestra la cruel realidad en todo su asquerosa crudeza recogida por móviles de última generación y cámaras digitales de 9 megapixels.

Hay que ver la web, aunque sea solo una vez, hay que ver la cara de ese niño, con edad como para hacer la comunión, que jaleado por el resto corta la cabeza sangrante de una persona con un cuchillo casi sin filo. Con la excusa de que algunas páginas de Internet contienen pornografía, pedofilia o instrucciones para fabricar una bomba casera y demás mendaces historias, ya han sido muchas las voces que han pedido la censura de los contenidos de la red de redes.

Así se hace, por ejemplo, en China donde "Google" y "Yahoo" alcanzaron unos multimillonarios acuerdos con las autoridades de ese retrógrado país, de tal forma que, bloqueados y censurados previamente los buscadores, un chino no puede acceder allí a ciertos contenidos considerados "inapropiados" para el régimen. Si buscas en China en el Google "Tiananmen" aparece una bonita vista de la que es la mayor plaza del mundo y ninguna referencia existe a la masacre de 1989 donde hubo 2.600 muertos y más de 7.000 heridos.

Esperemos que, si eso sucede, la magia de la red realice un nuevo hechizo electrónico y nos muestren la dura realidad; eso que tienen tanto interes en ocultar y que es la verdad, aunque nos duela y nos remueva las entrañas porque solo así seremos más libres.

1 comentario:

Anónimo dijo...

Si, probablemente lo sea