OTRAS COMUNIDADES AUTONOMAS VIVEN DE NAVARRA.


Ya basta de mentiras del PP y de UPyD. Navarra paga limosna a otras Comunidades Autónomas del Estado desde hace mucho tiempo demostrando que, con mayor autogobierno, es capaz de generar más riqueza (...)

Hay que reconocer que durante este tiempo, por la razón que sea, UPN ha hecho correctamente sus deberes y ha tenido que aguantar del PP una lluvia de reproches ilegítimos contra el régimen fiscal vasco-navarro; es también cierto que a veces UPN no ha defendido con la fuerza suficiente ese residuo que nos queda de la independencia que un día tuvo el viejo Reyno; cierto que no ha reclamado tener una mayor presencia en los ámbitos europeos y que muchas transferencias ni siquiera se han solicitado en perjuicio de todos los navarros.

Si realmente hubiera querido obtener mejor nota en esta materia, debería deshacerse de su "españolismo" y reivindicar un "navarrismo" auténtico alejado del simple y servil "regionalismo" que parctica. UPN se ha quedado ideológicamente en los símbolos y se ha olvidado de lo que esos símbolos significan; ha realizado una profusa y constante exhibición de la bandera navarra, diseñada en 1910 por tres nacionalistas, pero a su vez ha empuñando el mastil con el PP del estatalismo mas ferreo ... y eso es incompatible.

Todavía se está riendo Rajoy de la propuesta de Sanz de constituir un grupo parlamentario propio.


Repartiendo limosna.



Que Navarra es solidaria lo indican todos los índices. Es la que, por ejemplo, más dinero aporta en campañas de solidaridad o también la que más donantes de sangre registra. Nadie en Navarra se ha quejado porque esa aportación sea excesiva a pesar de que las actuaciones que dependen directamente de Madrid reduzcan nuestro crecimiento. En prueba de la anterior afirmación podemos observar lo que sucede con no la cárcel, el aeropuerto o el TAV.

Por el contrario son los que reciben la limosna los que se quejan y tildan a, los que menos ayudas europeas han recibido, es decir, navarros, vascos y catalanes de "ventajistas" y de "aprovechados". .

Los andaluces, extremeños, gallegos o castellanos que ven la injusta distribución de la riqueza que existe entre sus habitantes, o que las subvenciones europeas no crearon riqueza y sirvieron para engordar a los de siempre, solo tienen la culpa de elegir mal a sus gobernantes regionales, de desmovilizarse y de conformarse con lo que hay, repitiendo la famosa letanía de "que vivan las cadenas". Lo fácil es quejarse de la riqueza ajena y no pensar en cuál es la causa de la pobreza propia. Este argumento, en forma de cortina de humo, ha sido el esgrimido habitualmente por socialistas y populares para ocultar las carecias de su gestión autonómica en dichas comunidades.

Empezamos a estar ya muy cansados de Esteponas, fraudes de subvenciones comunitarias, subsidios agrarios, Cartujas, Expos deficitarias, Chiringuitos de Marbella y demás; deben ser los propios andaluces o extremeños los que pongan coto a estos desmanes por su propio bien. Ya basta de charanga y pandereta.


El modelo territorial.


Cataluña, tradicional blanco del PP en sus falsas críticas de insolidaridad, soporta un deficit en sus relaciones con España, que oscila entre el -6,38 y el -8,7%.

Los que pagan al resto, a demás de los navarros y los vascos, son Cataluña, Baleares, Valencia, Murcia y Madrid.



Buena parte del gasto que el Estado revierte en las Comunidades Autónomas se genera duplicando inutilmente diversos servicios. Muchas veces se ha reclamado, por ejemplo, la supresión del Ministerio de Cultura o la eliminación de las múltiples policías estatales que entran en conflicto con las autónomicas, puesto que el cuantioso gasto que realiza el Estado no supone ningún beneficio añadido a las CCAA.

La imagen que se sigue proyectando de cara al exterior de una España de toreros y folclóricas, destinada al turismo tercermundista de "sol-playa-sangría-toros" debe terminar de una vez y para siempre porque tras estas campañas se hace dificil exportar productos tecnológicos elaborados y hablar de I+D+I fuera de la península. La política exterior estatal perjudica seriamente la economía navarra que para exportar debe primero demostrar que no trabaja "como los españoles".

Los datos fiscales proporcionados son del 2005 (otra muestra de la celeridad estatal) y claramente indican que las comunidades con mayor autogobierno son las que mas riqueza consiguen.

Lo que nos lleva a pensar que el actual modelo territorial está desfasado y el futuro modelo autonómico debe tender, por lo menos, al federalismo, sin que ello implique necesariamente el dejar de prestar ayuda a otras regiones para proyectos que redunden en su beneficio y no sirvan, como hasta ahora, para perpetuar la corrupción y el despilfarro. Si esto sigue así tenemos todo el derecho de pedir la cuenta y cambiar de bar. Algo que algunos llevamos tiempo pidiéndole al camarero.

Otra consecuencia lógica que se desprende de estos datos es que muchos de los argumentos electoralistas del PP son autenticas ruedas de molino que nadie debe tragar nunca más. Su sistema estatalista ha sido superado y es ineficaz. Basta ya de mentiras.

No hay comentarios: