¿POR QUE SON TAN MALAS LAS CANCIONES DE EUROVISION?

Ya de primeras tengo que decir que no es que me importe demasiado el concurso de "Eurovisión" pero reconozco que, si no tengo nada mejor que hacer lo cual no sucede a menudo, me trago el concurso las votaciones y parte de la parafernalia. Mis motivos los tengo de todos los gustos y colores y van desde ver la evolución del espectáculo televisivo a través de los años, a ver que cambios introducen para conseguir más audiencia. La música nunca me ha preocupado demasiado porque la calidad de la misma roza habitualmente el ridículo salvo muy puntuales excepciones.

Multitudinario recibimiento a la cantante alemana.


Hace unos días encontré en los medios una explicación clara a este último punto porque resulta que los noruegos, organizadores este año del festival, se han gastado la friolera de 25 millones de euros.

Tal ha sido el gasto que la cadena anfitriona para sufragarlo tuvo que vender sus derechos sobre el mundial de fútbol.

Alemania, con una niñita llamada Lena de 19 años, ganó de forma sorpresiva con 246 puntos frente a los 170 de Turquía, siendo recibida en el aeropuerto por 40.000 personas y en pleno baño de multitudes fue propuesta para la concesión de la medalla alemana al merito. Una vez hechas las cuentas de lo que los germanos se van a gastar en organizar la siguiente edición se han acabado las celebraciones y todos se ponen las manos en la cabeza con gesto de desesperación.




En esta edición paises como la República Checa, Montenegro, Hungría y Andorra decidieron voluntariamente no participar temerosos de lo que les podía pasar si ganaban. Noruega ya dijo que si su representante volvía a ganar de nuevo no les sería posible volver a celebrar el festival.

A pesar de que este año la ceremonia fue algo austera, el año anterior en Moscú se gastaron la escandalosa cifra de 31 millones de euros y su montaje requirió el 30% del stock mundial de luces LED, que se dice pronto.

Las cifras para España

Francia, Reino Unido, Alemania y España cuentan con el triste privilegio de colarse anualmente en la final sin tener que pasar por las semifinales y para ello pagan un cánon mayor que el resto de paises de la Unión Europea de Radiodifusión.

El penultimo puesto de Soraya costó 285.000 euros de los que se dijo, tras la oportuna pregunta parlamentaria, que casi un 80% eran para pagar el referido cánon. El resto sirve para pagar jugosas dietas y elevados sueldos y costes innecesarios como el de llevar a Uribarri a decir las mismas estupideces que todos los años. Solo el alquiler de la cabina para que este personaje retransmita en directo desde el lugar de los hechos el festival cuesta 12.000 euros, motivo por el que varios paises renunciaron a llevar comentaristas al acto.

España afortunadamente hace 41 años que no gana y para no tener que gastarse un pastón envía al Chikilicuatre, al del algo pequeñito o, cuanto es un cantante de posibilidades, la canción es una basura intragable como pasó con Rosa o Soraya. 

Según TVE ese 2009 los ingresos por publicidad fueron de 265.000 euros y el "share" del 2009 fue del 34%. En 2010 la cosa empeoró porque la cadena pública española no tiene ya publicidad con lo que la perdida pudo rondar los 300.000 euros. Para consuelo de tontos los arruinados griegos perdieron 600.000 y los de Azerbaiyán 1,6 millones de euros en promocionar a su cantante y costear los gastos de su delegación.

El lastre de las empresas públicas.

En 2008 RTVE perdió solo 70,2 millones de euros habiendo contado como ingresos los 502 milloncejos que recibió en subvenciones. En 2009, poniendole bastante jeta al asunto anunciaron beneficios de 0,4 millones debido a que dicha ayuda estatalaumentó hasta los 700 millones de euros.

El caso de TVE es sangrante porque sus 114 directivos cobran unos 80.000 anuales, más de un millón de las antiguas pesetas al mes por regentar un ente público en quiebra. No me extraña cuando la Igartiburu cobra 2,5 millones al año y laCayetana Guillén Cuervo 10.000 euros a la semana trabajando ocho días al mes.

Las empresas públicas que el gobierno no se ha atrevido todavía a proivatizar suponen un gasto de 3.500 millones anuales. RENFE perderá en 210 unos 780 millones, AENA (gestión de aeropuertos) unos 421 y  ADIF (infraestructuras ferroviarias) unos 110 millones de euros. Solo esas tres suman 1.500 millones en números rojos. Incluso "Paradores" pierde unos 11 millones por ofrecer alojamiento a precios astronómicos y muy alejados de los bolsillos de los contribuyentes y "Correos" solo 2 millones..

Pero en España se hacen las cosas como se hacen y en Valencia "Terra Mítica" pierde tras diez años 200 millones y alguien ha visto cara de tontos a los de la Junta de Castilla y León que pagaron a una empresa 165.000 eurillos por un informe que fue copiado directamente de la web "El rincón del vago".

Hay veces que lo mejor es cerrar los ojos para escapar de toda la mierda, la corrupción, el despilfarro y la estupidez que salpica a todo lo que tenga que ver con España y sus arcas públicas.

No hay comentarios: